En las últimas horas, a partir de un caso de agresión no resuelto, se recibió una llamada telefónica a un número perteneciente a la Comisaria local de Colón, de parte de un joven de 33 años, que se identificaba como hermano del hombre de 39 agredido en una riña en los últimos días. A través del llamado, él mismo advertía de que si en su familia no obtenían respuestas del supuesto agresor por parte del Poder Judicial y la Policía, él mismo en persona iba a atentar contra dichas entidades judiciales y policiales, y la vivienda particular de la Auxiliar Letrada en turno.

El caso que trascendió en los últimos días.

El hecho fue tomado directamente como una amenaza y así fue caratulado como tal. Interviene la UFI y J desc. nro. 02 de la localidad de Colón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *